web analytics

Cómo Bajar de Peso Naturalmente con Estos 29 Consejos

Cómo Bajar de Peso Naturalmente con Estos 29 Consejos
4.2 (84%) 5 votes

como bajar de peso rápidoHola estimado lector/a. Si has llegado a este blog seguro que es porque te interesa saber cómo adelgazar y se te ha ocurrido buscar en Google: “Cómo Bajar de Peso rápido Naturalmente” ó algo parecido. Por desgracia, esta enfermedad se ha triplicado en todo el mundo, y no lo digo yo, lo dice la OMS.

Me alegro que hayas aterrizado en este blog porque voy a compartir contigo todo lo que necesitas saber sobre la pérdida de peso. Aprenderás todo sobre ejercicios, consejos y dietas para adelgazar entre otros controvertidos e interesantes temas.

He querido crear esta web porque yo, al igual que probablemente tú tuve muchos problemas por culpa del sobrepeso y la obesidad.

Fui notando como a mi pareja parecía que cada vez le gustaba menos, odiaba ir a comprarme ropa porque no me gustaba como me quedaba nada; aunque dormía mis horas normalmente me sentía con “baja energia”, y por supuesto que tenía la autoestima por los suelos.

Gracias a Dios y tras muchísimo tiempo probando métodos que prometían ser el “santo grial” de la pérdida de peso que finalmente no funcionaban. Tras muchas horas buceando en Internet en busca de información que mereciese la pena (foros, artículos, y vídeos entre otros) finalmente descubrí “La Dieta de las 2 Semanas”, y siguiendo sus valiosas y fáciles instrucciones conseguí “adelgazar para siempre y de forma natural” de una vez por todas. 

Si eres una persona consciente de que la obesidad no sólo es un tema estético, sino que podría llegar a causarte un sinfín de enfermedades (algunas de ellas incluso mortales), presta atención al siguiente artículo y saca tus propias conclusiones con respecto al tema “cómo bajar de peso naturalmente”.

Voy a mostrarte los 29 mejores consejos para adelgazar que puedes poner en práctica desde ya, pero antes te daré unas breves pinceladas de qué es la obesidad, sus causas y algunos tratamientos para bajar de peso.

 

¿Qué es la Obesidad? 

La obesidad es una condición en la que una persona ha acumulado tanta grasa corporal que podría tener un efecto negativo en su salud.

Si el peso corporal de una persona es al menos un 20% mayor de lo que debería ser, se considera que es obesa. Si tu Índice de Masa Corporal (IMC) está entre los números 25 y 29,9, según la OMS (Organización Mundial de la Salud) se considera que tienes sobrepeso. Si tu IMC es de 30 o más, se te considera una persona obesa. 

¿Qué es el Índice de Masa Corporal? (IMC) 

El índice de masa corporal (IMC) es una medida estadística derivada de tu altura y peso. Aunque se considera una forma útil de estimar el peso corporal saludable, no mide el porcentaje de grasa corporal.

La medición del IMC a veces puede ser engañosa – un hombre musculoso puede tener un IMC alto pero mucho menos grasa que una persona cuyo IMC es más bajo. Sin embargo, en general, la medición del IMC puede ser un indicador útil para la “persona promedio”.

Las Causas de la Obesidad

obesidad causas

Una pregunta muy común en las personas es: ¿por qué las personas se hacen obesas?. Existen muchas razones, pero algunas de las causas más habituales de la obesidad son las siguientes:

Consumir Demasiadas Calorías:

Actualmente, ,las personas comen más cantidad de comida que en generaciones de años anteriores. Esto era más habitual en sociedades desarrolladas, pero esta tendencia ya se ha extendido a todo el mundo.  

A pesar de que se gastaron miles de millones de dólares en campañas de concienciación pública que intentan alentar a las personas a comer saludablemente, la mayoría de nosotros continúa comiendo en exceso. En 1980, el 14% de la población adulta de EE. UU. era obesa; en 2000, la cifra alcanzó el 31% (The Obesity Society).

Suelo hablar mucho de los Estados Unidos en cuanto a obesidad se refiere porque es uno de los ejemplos más ilustrativos, lo cual no quiere decir que en países de Europa no haya obesidad (que de hecho la hay, y en exceso pero NO a los niveles de Estados Unidos…al menos TODAVÍA).

En los EE. UU, se registró que el consumo de calorías pasó de 1.542 calorías por día para las mujeres en 1971, a 1.877 calorías por día en 2004. En los hombres, las cifras aumentaron de 2.450 calorías en 1971 a 2.618 calorías en 2014.

Los carbohidratos (azúcares) han sido el alimento que más se ha consumido. El aumento del consumo de bebidas azucaradas ha contribuido significativamente a la ingesta elevada de hidratos de carbono de la mayoría de los adultos jóvenes estadounidenses en las últimas tres décadas. Otro dato a destacar es que se ha triplicado el consumo de comida chatarra en el mismo período.

  Llevar un Estilo de Vida Sedentario

Si estás buscando una respuesta efectiva a la pregunta: ¿Cómo Bajar de Peso Naturalmente? debes abandonar tu estilo de vida sedentario, ya que es una de las principales causas de la obesidad.

Con la llegada de televisores, ordenadores, videojuegos, mandos a distancia, lavadoras, lavavajillas y otros dispositivos modernos, las personas comúnmente llevan un estilo de vida mucho más sedentario en comparación con sus padres y abuelos.

Hace algunas décadas, las compras consistían en caminar por la calle hasta la calle principal donde se podían encontrar tiendas de comestibles, panaderías, bancos, etc. A medida que comenzaron a aparecer grandes supermercados y centros comerciales fuera de la ciudad, las personas pasaron de utilizar sus pies a conducir sus coches para comprar sus necesidades. 

En algunos países, como EE. UU, la dependencia del coche se ha vuelto tan fuerte que muchas personas conducen incluso si su destino está a solo 100 metros de distancia.

Cuanto menos te muevas, menos calorías quemarás. Pero esto no se trata sólo de una cuestión de calorías. La actividad física tiene un efecto sobre cómo funcionan tus hormonas, y las hormonas tienen un efecto sobre cómo tu cuerpo se ocupa de los alimentos. Existen numerosos estudios que afirman que la actividad física es muy beneficiosas en los niveles de insulina, y los mantiene estables. Tener en el cuerpo unos niveles de insulina inestables se asocia fuertemente a padecer aumento de peso. 

Los niños que tienen un televisor en su habitación tienen muchas más probabilidades de ser obesos o tener sobrepeso que los niños que no lo hacen, informaron investigadores del Centro de Investigación Biomédica Pennington en Baton Rouge, LA, en el American Journal of Preventive Medicine (número de diciembre de 2012).

Si deseas conocer tu ingesta diaria de calorías para tu peso y altura, echa un vistazo al siguiente artículo.

No Dormir lo Suficiente:

Una investigación científica ha afirmado que si no duermes lo suficiente, el riesgo de volverte obeso se duplica. Esta investigación se elaboró en la Faculta de Medicina de Warwick en la Universidad de Warwick. Es un riesgo aplicable a los adultos, y también a los niños. 

El profesor Francesco Cappuccio y el equipo revisaron las pruebas en más de 28,000 niños y 15,000 adultos. Esta evidencia mostró sin ningún lugar a dudas que la falta de sueño aumenta de forma considerable el riesgo de padecer obesidad en los dos grupos. 

El profesor Cappuccio explica que la falta de sueño puede conducir a la obesidad a través del aumento del apetito como resultado de los cambios hormonales. Si no duermes lo suficiente, produces Ghrelina, una hormona que estimula el apetito. La falta de sueño también provoca que tu cuerpo produzca menos leptina, una hormona que suprime el apetito.

Disruptores Endocrinos:

Un equipo de la Universidad de Barcelona (UB) dirigido por el Dr. Juan Carlos Laguna publicó un estudio en la revista Hepatology que proporciona pistas sobre el mecanismo molecular mediante el cual la fructosa (un tipo de azúcar) en las bebidas puede alterar el metabolismo de la energía lipídica y causar hígado graso y síndrome metabólico.

La fructosa se metaboliza principalmente en el hígado, el órgano blanco de las alteraciones metabólicas causadas por el consumo de este azúcar. En este estudio, las ratas que recibieron bebidas con fructosa presentaron una patología similar al síndrome metabólico, que a corto plazo causa acumulación de lípidos (hipertrigliceridemia) e hígado graso, y finalmente conduce a hipertensión, resistencia a la insulina, diabetes y obesidad.

El efecto de la fructosa en el cerebro puede promover la obesidad. Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale compararon los efectos de la fructosa y la glucosa en el cerebro con imágenes de resonancia magnética y descubrieron que las dietas altas en fructosa pueden estar detrás de la actual epidemia de obesidad.

Dejar de Fumar:

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (NIH), “no todas las personas engordan cuando dejan de fumar.” Entre las personas que lo hacen, el aumento de peso promedio oscila entre 6 y 8 libras. Aproximadamente el 10 por ciento de las personas que dejan de fumar engordan una gran cantidad de peso – 30 libras o más. “

Algunos Medicamentos:

De acuerdo con un artículo en Annals of Pharmacotherapy, algunos medicamentos causan aumento de peso. “El aumento de peso clínicamente significativo está asociado con algunos medicamentos recetados comúnmente. Siempre que sea posible, se debe seleccionar un tratamiento alternativo, especialmente para personas predispuestas al sobrepeso y la obesidad.

Tratamientos para la Obesidad

Según la Clínica Mayo, los tratamientos contra la obesidad tienen dos objetivos:

  1. Para lograr un peso saludable
  2. Para mantener ese peso saludable.

Las personas que son obesas a menudo se desalientan porque piensan que tienen que perder mucho peso antes de que se experimenten los beneficios. Esto no es verdad. Cualquier persona obesa que pierda solo entre el cinco y el diez por ciento de su peso corporal tendrá una mejoría significativa en la salud; esto significaría entre 5 y 12 kilos para una persona obesa que pesa 110 kilos.

Es importante que los pacientes se den cuenta de que un pequeño descenso de peso es un buen comienzo y un gran logro. Los expertos han revelado que las personas obesas que bajan de peso lenta y constantemente, digamos entre medio kilo y un kilo por semana, tienen más éxito en mantener su peso bajo cuando han alcanzado su peso objetivo.

Según la Clínica Mayo, la pérdida de peso exitosa y permanente se logra mejor como resultado del aumento de la actividad física, cambiando cómo y cuándo comer y modificando tu comportamiento. Algunos pacientes pueden recibir medicamentos recetados, mientras que otros pueden someterse a una cirugía para perder peso.

Cambios dietéticos para combatir la obesidad: 

La Clínica Mayo aconseja a las personas obesas que reduzcan su ingesta calórica diaria total y consuman más frutas, verduras y granos integrales. Es importante que tu dieta sea variada, todavía necesitas alimentarte y debes seguir disfrutando los sabores de diferentes alimentos. El consumo de azúcar, ciertos carbohidratos refinados y algunas grasas deben reducirse significativamente.

Idealmente, debes trabajar con tu médico, un dietista y / o un conocido programa de pérdida de peso.

Tratar de perder peso rápidamente haciendo dietas rápidas conlleva los siguientes riesgos:

  • Puedes desarrollar problemas de salud.
  • Probablemente experimentarás deficiencias vitamínicas.
  • Las posibilidades de fracaso son significativamente mayores.

Las personas que tienen un problema serio de obesidad pueden recibir una dieta líquida muy baja en calorías. Esto debe hacerse con un profesional de la salud.

Actividad física: 

Cuanto más mueves tu cuerpo, más calorías quemas. Para perder un kilogramo de grasa, necesitas quemar 8.000 calorías. Caminar enérgicamente es una buena manera de comenzar a aumentar tu actividad física si es obeso. La combinación de una mayor actividad física con una buena dieta aumentará significativamente tus posibilidades de perder peso de manera exitosa y permanente.

Intenta encontrar actividades que puedan encajar en tu rutina diaria. Cualquier cosa que se convierta en parte de tu rutina diaria, combinada con tu estilo de vida actual, es más probable que se convierta en un hábito a largo plazo. Si usas ascensor de forma regular, intenta usar las escaleras. Puedes intentar lo mismo al conducir tu coche ó usando cualquier tipo de transporte público (bájate algunas paradas antes y camina un poco más).

Si cualquiera de tus tiendas habituales se encuentran a poca distancia, intenta dejar tu coche en casa. Varias encuestas indican que la mayoría de los trayectos en coche por la ciudad suelen tener una distancia de menos de un kilómetro. Todos podemos caminar una kilómetro, ¡y de hecho deberíamos!

Si eres muy obeso, y/ó tienes algunos problemas de salud, asegúrate de consultar con un profesional de la salud antes de aumentar su actividad física.

Medicamentos recetados para bajar de peso: 

Los medicamentos con receta solo deberían considerarse como un último recurso. Si al paciente le resulta extremadamente difícil perder peso, o si su obesidad ha llegado a un punto tal que incide significativamente en su salud, entonces los medicamentos recetados pueden convertirse en una opción.

De acuerdo con la Clínica Mayo, los medicamentos recetados solo deben considerarse si:

  • Otras estrategias para perder peso han fallado.
  • El IMC del paciente tiene más de 27  y también tiene diabetes, hipertensión o apnea del sueño.
  • El IMC del paciente es más de 30.

Hay dos medicamentos aprobados que un médico puede considerar: Sibutramina (Meridia en EE. UU./Canadá, Reductil en Europa y gran parte del mundo) u Orlistat (Xenical). Ten en cuenta que tan pronto como dejes de tomar estas drogas, el problema de sobrepeso generalmente regresa (temido efecto rebote).

Es posible que algunos pacientes no respondan a estos medicamentos, mientras que otros pueden notar que sus efectos beneficiosos pueden disminuir después de algunos meses.

Cirugía de pérdida de peso (cirugía bariátrica): 

La cirugía de pérdida de peso también se conoce como cirugía bariátrica. Viene del griego baros de trabajo, lo que significa peso.

La cirugía bariátrica consiste en extirpar parte del estómago o el intestino delgado de un paciente. Esos pacientes con cáncer / úlcera posteriormente pierden peso después de la cirugía. Los médicos decidieron que el procedimiento podría ser beneficioso para pacientes con obesidad mórbida.

Una banda gástrica se está convirtiendo en un tratamiento cada vez más común para la obesidad

En 2008 se llevaron a cabo alrededor de 220.000 operaciones bariátricas en los Estados Unidos (Sociedad Estadounidense de Cirugía Bariátrica). A medida que crecen los niveles de obesidad en los Estados Unidos y en muchas otras partes del mundo, también lo hace la cantidad de procedimientos bariátricos.

Alrededor de 15 millones de personas en los EE. UU. Tienen obesidad mórbida ; solo el 1% de la población clínicamente elegible está siendo tratada por obesidad mórbida a través de cirugía bariátrica. De acuerdo con la Sociedad Americana de Cirugía Bariátrica, el paciente promedio de cirugía femenina pesa alrededor de 130 kilos.

La Sociedad Estadounidense de Cirugía Bariátrica y Metabólica dice que la cirugía bariátrica puede mejorar ó resolver más de 30 afecciones relacionadas con la obesidad, incluida la diabetes tipo 2, las enfermedades cardíacas, la apnea del sueño, la hipertensión y el colesterol alto.

Básicamente, la cirugía bariátrica altera el estómago o el intestino delgado para que no pueda consumir mucha comida de una sola vez. Esto reduce la cantidad total de calorías que consume cada día, lo que ayuda a perder peso.

Hay dos tipos de cirugías bariátricas:

Procedimientos restrictivos: hacen que tu estómago sea más pequeño. El cirujano puede usar una banda gástrica, grapas o ambas. Después de la operación, el paciente no puede consumir más de una taza de alimento durante cada sesión, lo que reduce significativamente la ingesta de alimentos. 

Con el tiempo, los estómagos de algunos pacientes pueden estirarse y gradualmente pueden consumir cantidades mayores. Investigadores de la Universidad Monash en Melbourne, Australia, informaron en la revista Annals of Surgery que la banda gástrica ajustable laparoscópica (banda de recubrimiento) resultó ser una solución exitosa a largo plazo para la obesidad después de realizar un seguimiento de 15 años en pacientes obesos .

Procedimientos de malabsorción: se pasan por alto las partes del sistema digestivo, especialmente la primera parte del intestino delgado (duodeno) o la sección media (yeyuno). Los médicos también pueden reducir el tamaño del estómago. 

Este procedimiento generalmente es más efectivo que los procedimientos restrictivos. Sin embargo, el paciente tiene un mayor riesgo de experimentar deficiencias de vitaminas / minerales porque se reduce la absorción general.

Riesgos y Consecuencias para
la Salud de la Obesidad 

Degeneración ósea y cartilaginosa (osteoartritis):

La obesidad es un factor de riesgo importante para la osteoartritis en la mayoría de las articulaciones, especialmente en la articulación de la rodilla (el sitio más importante para la osteoartritis). La obesidad confiere un riesgo nueve veces mayor en la osteoartritis de la articulación de la rodilla en las mujeres.

El riesgo de osteoartritis también está relacionado con la obesidad en otras articulaciones. 

Enfermedad coronaria:

La obesidad se asocia con un exceso de morbilidad y mortalidad por enfermedades cardiovasculares. 

Enfermedad de la vesícula:

El sobrepeso es un factor de riesgo significativo para cálculos biliares. En tales casos, el hígado produce un exceso de colesterol, que luego se transmite a la bilis y se sobresatura. 

Alguna evidencia sugiere que los factores dietéticos específicos (grasas saturadas y azúcares refinados) son los principales culpables en estos casos (University of Maryland Medical Center).

Presión arterial alta (hipertensión):

Existen múltiples razones por las que la obesidad causa hipertensión, pero parece que el exceso de tejido adiposo (grasa) secreta sustancias que actúan sobre los riñones y producen hipertensión. Además, con la obesidad generalmente se producen mayores cantidades de insulina. El exceso de insulina eleva la presión arterial. 

Colesterol total alto, niveles altos de triglicéridos (dislipidemia):

La dislipidemia primaria relacionada con la obesidad se caracteriza por un aumento de triglicéridos, una disminución de los niveles de HDL y una composición anormal de LDL. 

Problemas respiratorios:

La obesidad también puede causar problemas respiratorios. Respirar es difícil ya que los pulmones disminuyen de tamaño y la pared torácica se vuelve muy pesada y difícil de levantar. 

Varios cánceres:

En 2002, se pensó que aproximadamente 41.000 nuevos casos de cáncer en los EE. UU. se debían a la obesidad. En otras palabras, alrededor del 3,2% de todos los cánceres nuevos están relacionados con la obesidad.

Apnea del sueño:

Se ha encontrado que la obesidad está relacionada con la apnea del sueño. Además, la reducción de peso se ha asociado con reducciones comparables en la gravedad de la apnea del sueño. 

Diabetes tipo 2:

Uno de los factores de riesgo más fuertes para la diabetes tipo 2 es la obesidad, y esta es también una de las más modificables, ya que puede controlarse parcialmente a través de la dieta y el ejercicio. 

Cómo Bajar de Peso Rápido
con estos 29 Consejos 


Hay una gran cantidad de información sobre la pérdida de peso en Internet. Mucho de lo que se recomienda es cuestionable en el mejor de los casos, y no se basa en ninguna ciencia real.

Sin embargo, hay varios métodos naturales (soluciones para la obesidad) que se ha demostrado que funcionan.

Aquí hay 29 consejos para adelgazar rápido:

1. Agrega proteínas a su dieta

Cuando estamos hablando de la pérdida de peso, al que podemos considerar el rey de los nutrientes es a la proteína.  Tu cuerpo quema calorías al digerir y metaboliza la proteína que comes, por lo que una dieta alta en proteínas puede aumentar el metabolismo en hasta 80-100 calorías por día.

Una dieta alta en proteínas también puede hacer que te sientas más lleno y disminuya tu apetito. De hecho, algunos estudios muestran que las personas comen por lo menos 400 calorías menos por día en una dieta alta en proteínas.

Incluso algo tan simple como comer un desayuno rico en proteínas (como los huevos) puede tener un efecto poderoso.

2. Evita los alimentos procesados

Los alimentos procesados suelen ser altos en azúcares agregados, grasas y calorías añadidas. Además, los alimentos procesados están diseñados para que comas tanto como sea posible. Son mucho más propensos a causar una alimentación adictiva que los alimentos no procesados.

3. Consume alimentos y meriendas saludables

Los estudios han demostrado que la comida que las personas suelen conservar en casa afectan en gran medida el peso y a la conducta alimentaria.

Al tener siempre alimentos saludables disponibles, se reducen las posibilidades de que tú u otros miembros de la familia coman alimentos poco saludables.

También hay muchos bocadillos saludables y naturales que son fáciles de preparar y llevarlos encima. Estos incluyen yogur , fruta entera , nueces, zanahorias y huevos duros.

4. Limita tu consumo de azúcar agregado

Comer mucha cantidad de azúcar agregado está relacionado con algunas de las enfermedades más importantes del mundo, como la enfermedad cardíaca, la diabetes tipo 2 y el cáncer.

En promedio, los estadounidenses comen aproximadamente 15 cucharaditas de azúcar agregado cada día. Esta cantidad generalmente se oculta en varios alimentos procesados, por lo que puedes estar consumiendo una gran cantidad de azúcar sin ni siquiera darte cuenta.

Dado que el azúcar tiene muchos nombres en las listas de ingredientes, puede ser muy difícil determinar la cantidad de azúcar que contiene un producto. Minimizar el consumo de azúcar agregado es una gran manera de mejorar su dieta.

5. Bebe agua

De hecho, la verdad es que el agua potable puede ayudar a perder peso. Beber medio litro de agua puede aumentar las calorías que quemas en un 24-30% durante una hora después.

Beber agua antes de las comidas también puede reducir la ingesta de calorías, especialmente para personas de mediana edad y mayores.

El agua es particularmente buena para perder peso cuando reemplazas otras bebidas que son altas en calorías y azúcar.

6. Bebe café (sin endulzar)

Afortunadamente, las personas se están dando cuenta de que el café es una bebida saludable que está cargada de antioxidantes y otros compuestos beneficiosos.

El consumo de café puede ayudar a perder peso al aumentar los niveles de energía y la cantidad de calorías que quema.

El café con cafeína puede aumentar tu metabolismo en un 3-11% y reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en un sorprendente 23-50%.

Además, tomar café negro es una de las respuestas a tu pregunta: ¿Cómo Bajar de Peso Naturalmente? , ya que puede hacerte sentir lleno pero casi no contiene calorías.

7. Suplemento con Glucomanano

El Glucomanano es una de varias pastillas para adelgazar naturales que se ha demostrado que funcionan.

Esta fibra dietética natural, soluble en agua, proviene de las raíces de la planta de konjac, también conocida como ñame elefante.

El glucomanano es bajo en calorías, genera sensación de saciedad en el estómago y retrasa el vaciado del estómago. También reduce la absorción de proteínas y grasas y alimenta las bacterias beneficiosas del intestino.

Su capacidad excepcional de absorber agua se cree que es lo que la hace tan efectiva para perder peso. Una cápsula puede convertir un vaso entero de agua en gel.

8. Evita las calorías líquidas

Las calorías líquidas provienen de bebidas como refrescos azucarados , jugos de fruta , leche con chocolate y bebidas energéticas.

Estas bebidas son malas para la salud de varias maneras, incluido un mayor riesgo de obesidad. Un estudio mostró un aumento drástico del 60% en el riesgo de obesidad entre los niños, por cada porción diaria de una bebida endulzada con azúcar.

También es importante tener en cuenta que tu cerebro no registra calorías líquidas de la misma manera que lo hace con calorías sólidas, por lo que termina agregando estas calorías sobre todo lo demás que come.

9. Limita tu consumo de carbohidratos refinados

Los carbohidratos refinados son carbohidratos que han eliminado la mayoría de sus nutrientes beneficiosos y fibra.

El proceso de refinación no deja más que carbohidratos de fácil digestión, lo que puede aumentar el riesgo de comer en exceso y enfermedades.

Las principales fuentes dietéticas de carbohidratos refinados son la harina blanca, el pan blanco , el arroz blanco , los refrescos, los dulces, las pastas, los cereales para el desayuno y el azúcar agregado.

10. Ayuno Intermitente

El ayuno intermitente es un patrón de alimentación que varía entre períodos de ayuno y alimentación. Hay algunas formas diferentes de hacer ayuno intermitente.

En general, el ayuno intermitente obliga a comer menos calorías en general, sin tener que restringir las calorías conscientemente durante los períodos de alimentación. Esto debería conducir a la pérdida de peso, así como a otros numerosos beneficios para la salud.

11. Bebe (sin endulzar) el té verde

El té verde es una bebida natural que está cargada de antioxidantes. Beber té verde está relacionado con muchos beneficios, como el aumento de la quema de grasa y la pérdida de peso.

Esta bebida puede aumentar el gasto de energía en un 4% y aumentar la quema de grasa selectiva hasta en un 17%, especialmente la grasa del vientre nocivo.

Existe otra variedad de té verde que se llama Matcha, y es una variedad de té verde en polvo que puede tener beneficios de salud aún más poderosos que el té verde común.

12. Come más frutas y verduras

Las frutas y verduras son alimentos extremadamente saludables y que ayudan a perder peso.

Además de ser ricos en agua, nutrientes y fibra, generalmente tienen una densidad de energía muy baja. Esto hace posible comer porciones grandes sin consumir demasiadas calorías.

Numerosos estudios han demostrado que las personas que comen más frutas y verduras tienden a pesar menos.

13. Contar calorías

Ser consciente de lo que estás comiendo es muy útil cuando se trata de perder peso. Existen varias maneras efectivas de hacerlo, como contar calorías, llevar un diario de alimentos o tomar fotos de lo que come.

Usar una aplicación u otra herramienta electrónica puede ser incluso más beneficioso que escribir en un diario de alimentos.

14. Usa platos más pequeños

Algunos estudios han demostrado que el uso de platos más pequeños te ayuda a comer menos, ya que cambia la forma en que ves los tamaños de las porciones.

La gente parece llenar sus platos de la misma forma, independientemente del tamaño del plato, por lo que terminan colocando más comida en platos más grandes que en los más pequeños.

El uso de platos más pequeños reduce la cantidad de comida que comes, a la vez que te da la percepción de haber comido más.

15. Prueba una dieta baja en carbohidratos

Muchos estudios han demostrado que las dietas bajas en carbohidratos son muy efectivas para perder peso. Limitar los carbohidratos y consumir más grasas y proteínas reduce el apetito y ayuda a comer menos calorías.

Esto puede ocasionar una pérdida de peso hasta 3 veces mayor que la dieta estándar baja en grasa. Una dieta baja en carbohidratos también puede mejorar muchos factores de riesgo de enfermedad.

16. Come más despacio

Si comes demasiado rápido, puedes comer demasiadas calorías antes de que tu cuerpo se dé cuenta de que está lleno.

Los consumidores más rápidos tienen muchas más probabilidades de volverse obesos, en comparación con aquellos que comen más lentamente.

Masticar más despacio puede ayudarte a ingerir menos calorías y aumentar la producción de hormonas que están relacionadas con la pérdida de peso.

17. Reemplaza un poco de grasa con aceite de coco

El aceite de coco es rico en grasas, llamados triglicéridos de cadena media, que se metabolizan de forma diferente a otras grasas.

Los estudios demuestran que pueden aumentar ligeramente tu metabolismo, al mismo tiempo que te ayudan a ingerir menos calorías. El aceite de coco puede ser especialmente útil para reducir la grasa nociva del vientre.

Ten en cuenta que esto no significa que debas agregar esta grasa a tu dieta, sino simplemente reemplazar algunas de sus otras fuentes de grasa con aceite de coco.

18. Agrega huevos a tu dieta

Los huevos son el último alimento de la pérdida de peso. Son baratos, bajos en calorías, altos en proteínas y cargados con todo tipo de nutrientes.

Se ha demostrado que los alimentos ricos en proteínas reducen el apetito y aumentan la plenitud, en comparación con los alimentos que contienen menos proteínas.

Además, comer huevos para el desayuno puede causar hasta un 65% más de pérdida de peso durante 8 semanas, en comparación con los bagels para el desayuno. También puede ayudarte a comer menos calorías durante el resto del día.

19. Dale sabor a tus comidas

Los chiles y jalapeños contienen un compuesto llamado capsaicina, que puede aumentar el metabolismo y aumentar la quema de grasa. La capsaicina también puede reducir el apetito y la ingesta de calorías.

20. Consume probióticos

Los probióticos son bacterias vivas que tienen beneficios para la salud cuando se consumen. Pueden mejorar la salud digestiva y la salud del corazón, e incluso pueden ayudar con la pérdida de peso.

Los estudios han demostrado que las personas con sobrepeso y obesas tienden a tener diferentes bacterias intestinales que las personas de peso normal, lo que puede influir en el peso.

Los probióticos pueden ayudar a regular las bacterias intestinales saludables. También pueden bloquear la absorción de grasa en la dieta, al tiempo que reducen el apetito y la inflamación.

21. Dormir suficiente

Dormir lo suficiente es muy importante para perder peso, así como para prevenir el aumento de peso en el futuro . Los estudios han demostrado que las personas privadas de sueño tienen hasta un 55% más de probabilidades de volverse obesas, en comparación con aquellas que duermen lo suficiente. Este número es aún mayor para niños.

Esto se debe, en parte, a que la falta de sueño interrumpe las fluctuaciones diarias de las hormonas del apetito, lo que provoca una mala regulación del apetito.

22. Comer más fibra

Los alimentos ricos en fibra pueden ayudar a perder peso. Los alimentos que contienen fibra soluble en agua pueden ser especialmente útiles, ya que este tipo de fibra puede ayudar a aumentar la sensación de saciedad.

La fibra puede retrasar el vaciado del estómago, hacer que el estómago se expanda y promover la liberación de las hormonas de la saciedad. 

Además, muchos tipos de fibra pueden alimentar a las bacterias intestinales amigas. Las bacterias intestinales sanas se han relacionado con un riesgo reducido de obesidad.

Solo asegúrate de aumentar tu ingesta de fibra gradualmente para evitar molestias abdominales, como hinchazón , calambres y diarrea.

23. Cepilla tus dientes después de las comidas

Muchas personas se cepillan o usan hilo dental después de comer, lo que puede ayudar a limitar el deseo de picar o comer entre comidas. Esto se debe a que muchas personas no tienen ganas de comer después de cepillarse los dientes. Además, puede hacer que los alimentos tengan mal sabor.

Por lo tanto, si te cepillas o usa enjuague bucal después de comer, puedes sentirte menos tentado a comer un refrigerio innecesario.

24. Combate tu adicción a los alimentos

La adicción a la comida implica abrumadores antojos y cambios en la química de tu cerebro que hacen que sea más difícil resistirse a comer ciertos alimentos.

Esta es una causa importante de comer en exceso para muchas personas y afecta a un porcentaje significativo de la población. De hecho, un estudio reciente de 2014 encontró que casi el 20% de las personas cumplían con los criterios de adicción a la comida.

25. Hacer algún tipo de cardio

Hacer cardio, ya sea trotar, correr, andar en bicicleta, caminar o ir de excursión, es una gran manera de quemar calorías y mejorar la salud mental y física.

El cardio ha demostrado mejorar muchos factores de riesgo de enfermedad cardíaca. También puede ayudar a reducir el peso corporal. El cardio parece ser particularmente efectivo para reducir la peligrosa grasa abdominal que se acumula alrededor de tus órganos y causa enfermedades metabólicas.

26. Agregar ejercicios de resistencia

La pérdida de masa muscular es un efecto secundario común de la dieta. Si pierdes mucho músculo, tu cuerpo comenzará a quemar menos calorías que antes.

Al levantar pesas regularmente, podrás evitar esta pérdida en la masa muscular. Como beneficio adicional, también te verás y te sentirás mucho mejor.

27. Consume Whey Protein

La mayoría de las personas obtienen suficiente proteína de la dieta solamente. Sin embargo, para aquellos que no lo hacen, tomar un suplemento de proteína de suero de leche es una forma efectiva de aumentar la ingesta de proteínas.

Un estudio muestra que reemplazar parte de tus calorías con proteína de suero de leche puede causar una pérdida de peso significativa, al tiempo que aumenta la masa muscular magra.

Solo asegúrate de leer la lista de ingredientes, porque algunas variedades están cargadas con azúcar agregado y otros aditivos no saludables.

28. Practica la alimentación consciente

La alimentación consciente es un método utilizado para aumentar la conciencia al comer.

Te ayuda a tomar decisiones de alimentos conscientes y a desarrollar una mayor conciencia de tus señales de hambre y saciedad. Luego te ayuda a comer saludablemente en respuesta a esas señales.

Se ha demostrado que la alimentación consciente tiene efectos significativos sobre el peso, el comportamiento alimentario y el estrés en individuos obesos. Es especialmente útil contra los atracones y las comidas emocionales.

Al tomar decisiones de alimentos conscientes, aumenta tu conciencia y escuchas a tu cuerpo, la pérdida de peso debe seguir de forma natural y fácil.

29. Concéntrate en cambiar tu estilo de vida

Hacer dieta es una de esas cosas que casi siempre falla a largo plazo. De hecho, las personas que “hacen dieta” tienden a ganar más peso con el tiempo (además suelen durar mucho tiempo y las personas al no ver resultados rápidos se aburren).

En lugar de enfocarse sólo en perder peso, conviértelo en un objetivo principal para nutrir tu cuerpo con alimentos y nutrientes saludables.

Come para convertirte en una persona más sana, feliz y en forma, no sólo para perder peso.

Te Puede Interesar También:

  1. La Dieta de las 2 Semanas – Todo Lo Que Necesitas Saber
  2. Las Mejores Pastillas para Adelgazar Rápido
  3. 8 Famosas Dietas para Bajar de Peso
  4. Los 10 Mejores Ejercicios para Adelgazar
  5. Los 14 Mejores Remedios Caseros para Bajar de Peso
  6. Vídeos de Cómo Bajar de Peso
  7. Artículos sobre Cómo Bajar de Peso

Si Has Llegado hasta Aquí, probablemente es porque Te Ha Gustado este Artículo, y si así ha sido Te Pido el Inmenso Favor que lo compartas en Tu Red social Favorita (tienes los iconos ABAJO). “Me ayudarías a Seguir Creando Contenido de Calidad”.

Si Te Gustó, Compártelo!!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
error: Content is protected !!